¿no vendes tu producto? 5 errores que estás cometiendo

Con lo masivo de las redes sociales, el mundo de las tiendas virtuales ha abierto vorazmente y tal parece; anunciar productos por las redes sociales es el santo grial del marketing. ¿Pero qué ocurre  si tu tienda virtual no  da los resultados esperados? ¿Será que todo fue un engaño?

Hoy en Video Emprende, desarrollaremos 5 grandes errores que quizás estás cometiendo al momento de ofertar tu producto; lo cual hace que éste no sea tan competido en el mercado virtual como esperabas.

Producto correcto, lugar correcto

No puedes vender hielo en el ártico, uno de los grandes errores al momento de plantearte tu  estrategia de marketing; es colocar los productos en lugares donde los consumidores generalmente no frecuentan. Por ejemplo, si para tu producto su mayor público son internautas de Amazon o eBay  lo lógico es que en la oferta se encuentren estas plataformas de compras; otro error común es, si usas la redes sociales no tener la cantidad suficiente de suscriptores o amigos.  Pues tu producto no podrá llegar a aquellas personas que pudieran estar interesadas.

Recuerda también que dentro de las plataformas, existen categorías de productos; si tu producto no está en la categoría correcta encontrarás que no se venderá, piensa de esta manera: nadie comprará un teléfono si  está en la sección de zapatos.

Lo que no se muestra no se vende

Ten un catálogo, ya sea en una tienda física o en Internet la imagen del producto lo es todo;  por lo que no importa si tu producto tiene un empaque hermoso. Si quieres venderlo por Internet haz que la imagen se enfoque en el producto  y que la descripción detalle todos aquellos puntos favorables que tiene; esto dejará claro lo que vendes. Además, cuando formas tu catálogo de productos ten en cuenta la combinación de colores y el orden; si tienes un catálogo muy extenso  intenta agrupar los productos por categorías o cualidades.

ejemplo si vendes ropa establece primero la ropa femenina y luego la masculina, dentro de estas categorías; sub divide según el tipo de prenda; de esta forma tu cliente encontrará de manera rápida y fácil lo que busca, de lo contrario se irá a tu competencia.

La reputación lo es todo

Olvídate de la caja de sugerencias que generalmente tienen los locales físicos, esto es internet y los comentarios no sólo van a la empresa, también irán a los futuros compradores. Si tienes una pésima reputación, la personas no comprarán tu producto, ya que en el mundo de las compras online la confianza en el proveedor es indispensable al momento de  soltar dinero;  por lo general las críticas no vienen al producto sino al servicio, un pésimo servicio dará como resultado pocas ventas. Plataformas como Amazon está dispuesta a eliminar los votos negativos, por lo que en parte necesitas tomar el control de tu canal recuerda: no estar en Internet es un error pero no controlar lo que publicas es un error mayor.

Precio

Si los pasos anteriores, no te afectan porque cumples con ellos; entonces llegamos al punto importante: el precio. En cuestiones de precio entra en juego la oferta y demanda, debes analizar el precio de tu producto y el precio de la competencia, antes de bajar un poco el precio toma en cuenta los siguientes puntos:

–          En precios muy bajos -digamos inferiores a los 20 dólares- los compradores no hacen gran diferencia en si un producto es mejor que otro, por lo que podrías abaratar un poco los costos de producción para poder bajar el precio del producto final; sin que esto afecte tu reputación o imagen.

–          En caso de que no estés dispuesto a abaratar costos o que tu producto sea superior a 20 dólares, intenta encontrar disparadores de compra por ejemplo: precios cuyos dígitos contenga el típico 99,9$, son precios atractivos al consumidor por que da la sensación de ser más económico aunque no lo sea

(Visited 7 times, 1 visits today)

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *