La educación financiera y su utilidad para el emprendedor

Cuántas veces nos sorprendemos; trabajando por largas jornadas de tiempo sin que nuestro dinero aun así alcance; éste es insuficiente para que podamos estar completamente solventes e incluso muchas veces; encontramos que por más trabajo que tomemos y los sacrificios que hagamos familiar y socialmente. Son pocos los resultados al momento de estirar los recursos económicos para llegar al final de mes. Y es que si por trabajo fuera; seguramente pocos trabajo son más largos que los de un taxista y aun así  esto no te hace millonario. Es aquí donde entra en juego la educación financiera para hacer un cambio en tus ingresos; y sea tu dinero quien trabaje para ti y no tú trabajando por el dinero.

También te puede interesar : Tiempo y productividad…¡Descubre cómo aumentarlo 

¿Qué es la Educación Financiera?

La educación financiera, es la capacidad que tienen las personas -en este caso- el emprendedor para cuidar y hacer que su dinero produzca; esto no requiere gran conocimiento técnico pero sí un poco de sentido de común; no importa si ganas 3000 dólares al mes si aprovechas por completo los recursos, para que el dinero se convierta en algo que a futuro te permita vivir de manera holgada, debe invertirse. Es a esta capacidad de tomar decisiones financieras de administración e inversión lo que se conoce como educación financiera

¿Cómo aplicar la educación financiera  en tu negocio?

Crea un plan de negocios: uno de los aspectos importantes de la educación financiera, es tener un plan determinando un proyecto de pasos a seguir para formar tu empresa y mantenerla. Para esto el primer paso es determinar cuánto dinero será necesario y cuánto de éste a corto plazo podría ser recuperable.

También te puede interesar:  ¿problemas con la contabilidad? No mas con esta app 

Controla los gastos ocultos:

Todo negocio tiene gastos ocultos, en los cuales ya sea por  inexperiencia o por evento que escapa de tus manos suelen tomarnos desprevenidos, lleva un control de estos de manera que puedas determinar un punto en el cual detenerte  y pensar cómo reducir estos gastos o de cuáles aspectos puedes prescindir

Establece prioridades:

Si bien el objetivo de todo emprendedor es obtener ganancias de su trabajo, es necesario que tomes en cuenta ciertos aspectos como la posibilidad, que aumentarán en cierta medida la rentabilidad de tu negocio, como enfoque de publicidad y la extensión del mercado al cual deseas dirigirte.

Control de ganancia:

Un error común al momento de crear una empresa es que al ganar alguna utilidad esta vaya a superflúos del emprendedor, cuando el objetivo de estos debería ser la reinversión en el mismo negocio y es que como dicen los grandes comerciantes chinos, un negocio es como un bebé, este debe dejarse crecer para ver realmente el alcance del mismo y sólo con la reinversión constante el emprendedor podrá ver cómo su idea crece y se establece de manera perdurable en el tiempo.

Mantén el orden en las finanzas

Si tus finanzas son un desastre, te arriesgas a tomar decisiones peligrosas o que quedes expuesto a sanciones tributarias; si realmente deseas que tu negocio funcione. Aprende a separar tus cuentas personales y las de tu emprendimiento; y mantén un estricto control de plazos para el pago de tus clientes pues es través de este control que lograrás mantener el orden en tus plazos de pago de proveedores y personal.

 

(Visited 3 times, 1 visits today)

DEJE SU COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *